Infantil


En ocasiones, padres y madres se sienten inquietos y preocupados por sus hijos/as pero sobre todo han llegado a ese momento en el que saben que hay que poner remedio al sufrimiento que estos muestran, iniciando un recorrido de búsqueda y ayuda.

Si bien el sufrimiento no es siempre evidente en la mayoría de las ocasiones muestran síntomas que señalan la existencia de conflictos internos: miedos, ansiedad, problemas con el sueño, estrés, tristeza, baja autoestima, rabia, problemas para aceptar las normas, expresar sus sentimientos, vivir nuevas situaciones familiares (muerte, separación, adopción, nuevos miembros,…) etc.
 Pero también es cierto que poseen magníficos recursos internos que aún están por utilizar y que ponen en marcha ante la escucha de un profesional.

Para ello se crea este espacio terapéutico en el que son atendidos/as de la mano de sus familiares y junto a nuestro equipo de expertos/as infanto-juveniles.